Ayúdanos

Hace 5 meses. Flor, madre de Helena

    Autor: Flor, madre de Helena.


    Queridos amigos y amigas de Helena:

    Hace ya 5 meses que Helena tuvo la mala suerte de ir por la misma autopista que iba un irresponsable lleno de alcohol. Cinco meses que no podemos disfrutar de su sonrisa, de su alegría, de su bonita melena, de sus caricias y de sus besos.

    En este tiempo no sé si os habréis acordado de ella, pero yo si me he acordado mucho de vosotros, de todos los que figurabais en sus múltiples agendas, cada año tenía una nueva y cada año pasaba nuevamente vuestros teléfonos, vuestras direcciones y las fechas de vuestros cumpleaños.

    Por ello quiero hacer unas reflexiones con vosotros.

    Creo que no podéis permitir que siga pasando lo que está pasando, que los jóvenes sigáis desapareciendo. Los jóvenes de 18 a 20 años representáis el 4% de la población total, pero en muertes en carretera representáis un 8% y los de 21 a 24 años representáis un 6%, pero en lo que se refiere a muertos en accidente de tráfico sois el 11% del total de la población.

    No podéis pasar a la historia como “la generación de teléfono móvil, los mensajes con un nuevo vocabulario (donde faltan la mitad de las letras) y cada fin de semana uno o más jóvenes pierden la vida en un accidente de tráfico”.

    Esta sangría tiene que acabar, no podéis convertiros en sólo una estadística para esta sociedad, nadie se horroriza por las muertes de jóvenes en las carreteras, nadie pide hacer una manifestación por esta pérdida y se producen más victimas que por cualquier tipo de terrorismo, les parece algo normal, los jóvenes beben, corren, circulan a altas horas de la madrugada. Estos no son motivos para morir. Hay jóvenes responsables, que no corren que no beben que mueren a las cuatro de la tarde, como es el caso de Helena.

    En gran porcentaje, quién produce un accidente nos es el más perjudicado, sino el que recibe el impacto. El presunto culpable de la muerte de Helena no sufrió ningún daño físico y apenas daños en su vehículo y puede seguir conduciendo porque ni siquiera le han retirado el carné. Aunque conducía con un índice de alcohol cuatro veces superior al permitido y por supuesto, no está en la cárcel. Tendremos que esperar 1 año o dos, para que se celebre el juicio, entonces ya se verá.

    Todos tenemos una parte de culpa, por supuesto, y primero, los que producen los accidentes, después los fabricantes de coches por hacer coches que corren más de lo que está autorizado, los políticos, que aunque proponen medidas para proteger la vida de los jóvenes (Sesión del Congreso de Diputados celebrada el 23 de noviembre de 2004) son insuficientes, los jueces que no aplican el máximo de la penas o castigos ejemplarizantes, los padres que lloran las perdidas y gritan y gritan pero no consiguen que nadie les escuche y en definitiva, la sociedad que somos todos y no hacemos nada para que esto cambie.

    Hay muchos padres que están intentando retrasar la edad en la que sus hijos se saquen el carné para intentar retrasar los posibles acontecimientos o que inculcan el miedo a sus hijos para que no conduzcan, pero esta no es la solución. La solución pasa por formar personas responsables, por pedir leyes justas, por exigir castigo para los culpables y por cambiar modos y costumbres, es decir no conducir bajo los efectos del alcohol, ni jóvenes ni adultos, no lo permitáis.

    A Helena le encantaba conducir, muchos de vosotros le habréis oído decir la frase “tengo mono de Clío”, cuando quería decir que llevaba unos días sin conducir. Estaba llena de vida y alegría, ella os habría mandado este mensaje “¡Quiero Conducir, Quiero Vivir!.  Este es un buen mensaje para que os lo paséis a través del teléfono.

    Nuestra generación luchó por conseguir una vida mejor, más libertad, una sociedad más justa, vosotros sois el futuro y nuestro futuro, ¡despertad!, no dejéis que os arrebaten la vida y nadie pague por ello. No dejéis que la gente se acostumbre a que tenéis que perder la vida, es demasiado pronto, tenéis muchas cosas todavía por hacer, podéis y debéis hacerlas. Si alguien tiene poder de convocatoria sois vosotros los jóvenes y ya veis según estadísticas los más afectados sois los jóvenes. Por una vez no esperéis que los demás os resuelvan los problemas, implicaros en cambiar este mundo, es el que tendréis durante muchos años si no perdéis la vida en una carretera.

    Muchos de vosotros pensaréis que estoy loca, pero, como vuestros padres recordarán (compartir con ellos esta carta), una canción de un grupo de nuestra época “Mocedades”, decía en una de sus estrofas “...no, no señor, yo no estoy loca, estuve ayer, pero fue por amor....” y yo os puedo decir que sí estoy loca, pero es de dolor.

    Os quiero y os necesito.

    Flor, madre de Helena.

     

    • Síguenos en las redes:
    COLABORADORES:
    • STOP ACCIDENTES

      Es una Asociación SIN ÁNIMO DE LUCRO de ámbito nacional inscrita en el Registro de Asociaciones del Ministerio del Interior con fecha de 22 de Noviembre de 2000 y Nº Nacional 167202 de la Sección 1ª.

      Declarada de UTILIDAD PÚBLICA en el BOE nº40 del jueves 15 de Febrero del 2007.

      C/ NUÑEZ DE ARCE 11 esc B1º puerta 3 28012 MADRID Tlf/Fax: +34 91 416 55 65

      Política
    Desarrolla iLatina