Ayúdanos

Si mi hijo hubiera realizado un curso de estos quizá ahora estaría vivo

Tras el fallecimiento de Germán Muñoz en un accidente de tráfico en 2007, su padre Fernando, destrozado por la noticia y la realidad, buscó ayuda y la encontró en STOP Accidentes, una asociación sin ánimo de lucro formada por voluntarios que “somos víctimas directas que han sufrido un siniestro de tráfico y que han sobrevivido, aunque con secuelas, o bien somos víctimas indirectas, como es mi caso, como familiares de alguien que perdió la vida. Mi hijo murió en la carretera”.

 

Nuestro objetivo es intentar evitar que  les ocurra a otros.

“Yo no participé directamente en el siniestro en que perdió la vida mi hijo pero si en sus consecuencias. De este modo hemos ido llegando a STOP Accidentes, que se fundó en el año 2000, por la iniciativa de dos madres que perdieron a sus hijos en la carretera y decidieron unir su dolor y sus ánimos para transformarlos en una lucha que permitiese ayudar para que a otros no les ocurra a más familias”.

“Todos los que estamos en STOP Accidentes tenemos claro que no vamos a recuperar la salud que teníamos antes ni tampoco a nuestros seres queridos que hemos perdido. Pero si evitar ese dolor a otras familias”.

“De algún modo también nos sirve para canalizar esos impulsos negativos que tenemos en esos momentos de dolor y transformarlos en energía positiva que ayude a otros. Quizá si esto se hubiese hecho antes mi hijo ahora estaría vivo.”

“Y ese pensamiento me reconforta y ayuda a sobrellevarlo. Porque esto es muy cansado, es un día a día muy duro y le dedicamos muchas horas porque vemos que queda aún tanto por mover y hacer en la sociedad, llegar a los políticos, concienciar a los que legislan…. “

Hay días que llego a casa con ganas de abandonarlo todo pero luego reflexiono y pienso que si esto que estamos haciendo lo hubiesen hecho antes quizá mi hijo ahora estaría vivo.

 

¿Cuándo hablas de que si alguien hubiera hecho esto antes quizá tu hijo estaría vivo, a qué te refieres? ¿Qué es lo que hacéis desde STOP Accidentes?

“En STOP Accidentes la primera cosa que hacemos cuando una persona tiene la desgracia de encontrarse en esta situación en atenderla. En nuestra principal misión. Las víctimas tradicionalmente están muy desatendidas, muy perdidas… yo, cuando murió mi hijo, no sabía qué hacer, no tenía ni idea… más allá de la llamada de la Guardia Civil comunicando la triste noticia. Nadie nos preguntó cómo estábamos o si necesitábamos ayuda… Yo vivo en un 5º y si se me podían haber cruzado los cables y haberme tirado por la ventana… Es muy importante que estas noticias se comuniquen de modo presencial, por gente preparada para controlar estas situaciones.”

“Al final localicé a STOP Accidentes, donde hay personas que ya habían pasado por lo mismo que yo y me daban herramientas para ayudarme a seguir y a canalizar de un modo positivo toda esa energía negativa y destructiva que se apodera de uno. Por eso la labor prioritaria es atender y orientar a la víctima”.

 

También hacemos mucha prevención

“Después también hacemos mucha prevención, haciendo talleres con los niños en el colegio para que aprendan de manera natural y se formen en valores, respeto, que hay que compartir, sin contarles cosas raras, para que entiendan que al final en la vía todos tenemos que compartirla y convivir. Las señales ya las aprenderán cuando sean más mayores, pero la base de refuerzo positivo de para qué sirven y por qué hay que respetarlas ya lo llevan impregnado”.

“Esa formación y educación vial que no está reglada, o está muy difuminada, es fundamental que la aprendan en esos primeros años de su vida, igual que aprenden a andar, nadar, leer,… Y luego además ellos son lo que reeducan a sus padres cuando ven que son los que no cumplen o no respetan”.

“Luego, cuando van creciendo les seguimos formando y vamos a los institutos, universidades, empresas etc… a darles charlas, con testimonios de víctimas, hacemos simulacros juntamente con sanitarios, policías, bomberos… para que los chavales, la gente, sean conscientes de lo que les pueden ocurrir y como se puede evitar”.

“Y así también nos ponen cara a las víctimas. Porque siempre pensamos que son cosas que les ocurren a otros, que las ves en la tele, en la prensa, pero que al final son cifras… que no tiene  la mayor importancia. Y se dan cuenta del verdadero riesgo que corremos todos y que en absoluto somos ajenos”.

“A mí ya me ha pasado y quiero que no te pase a ti”.

 

¿También dais charlas a la gente que ha perdido los puntos del carnet de conducir o son reincidentes?

“La labor educativa y de sensibilización de STOP Accidentes con los conductores que tienen que recuperar los puntos perdidos o son reincidentes, o se encuentran en centros penitenciarios es fundamental. Aunque hubiera sido mejor, y ellos mismos nos lo dicen, que estás charlas, sesiones talleres, se hubiesen hecho cuando estaban en la autoescuela. Ahora están bien pero ya hay un daño hecho que podía haberse evitado”.

“Está claro que tenemos que educarnos y formarnos. Y cuando no somos conscientes de cumplir las normas más elementales de convivencia, los organismos competentes tienen que controlar y sancionar esas situaciones. Que en este caso suponen multas que conllevan la pérdida de puntos o la retirada del carnet”.

“Afortunadamente la DGT determinó el año pasado que en esos cursos tenía que participar obligatoriamente una víctima, porque hasta ese momento era opcional. Pero se ha visto que ha sido una decisión muy buena porque las victimas vamos a contar nuestros casos a esos cursos de recuperación de puntos y no vamos como formadores, para eso ya están las autoescuelas, vamos como sensibilizadores y a concienciar. Y les contamos qué, cómo ha pasado y que no queremos que le pase a otras personas empezando por los propios asistentes a los cursos”.

“Te aseguro que salgo muy satisfecho. Y veo que es muy importante que ellos reciben esa sensibilización, ese mensaje, de un modo mucho más potente y efectivo al llegarle del testimonio real y del contacto directo de una víctima y no a través de un video. Porque ellos ponen cara a la tragedia y al dolor. Pero no vamos a hacerles llorar, nosotros venimos ya llorados de casa. Vamos con un mensaje positivo de vida”.

“Para nosotros es muy duro tener que ir a contar y remover nuestro dolor. Pero a la vez es muy gratificante ver como lo reciben las personas y sobre todo como lo agradecen y te abrazan y aplauden por la valentía y el gesto. Así que para las víctimas también es una terapia muy buena, nos viene muy bien”.

“Habrá lógicamente a quien estas cosas les entre por un oído y les salga por el otro, les da igual lo que les cuentes. Pero hay mucha gente que les llega y que te agradecen el hacerles pensar en algo que nunca se habían imaginado que fuese tan posible y probable. Y te aseguro que voy a cambiar…”

“Por eso insisto que es muy importante que las victimas estemos en los cursos de sensibilización. Y es muy importante que todo el sistema educativo, incluyendo las autoescuelas, entiendan esta tarea. Que no lo vean solamente como un negocio. Que además de la labor de empresa hay que realizar una labor social de que cada uno hagamos nuestra parte de una forma correcta”.

 

La DGT, dentro de sus objetivos de prevención y formación, tiene sobre la mesa realizar cursos obligatorios de sensibilización, de manera presencial durante ocho horas, en la fase de preparación del examen teórico para el carnet de conducir. Como ves esta polémica que se ha creado sobre si debe ser obligatorio y presencial o si se puede hacen on line como demandan algunas plataformas digitales.

“Yo te puedo decir que cuando voy a dar los clases de sensibilización en los cursos de recuperación de los puntos del carnet, hay quien me dice que por qué esto no se había hecho antes, cuando se estaban preparando para el examen… o me dicen, mi hijo se va a sacar el carnet y quiero que venga a escucharos a estos cursos porque le van a venir muy bien. Claro que es importante que esto se haga no ya cuando has tenido el problema o has cometido el error, sino que se haga desde el principio”.

“Por desgracia hace años  la preparación teórica se diluyó y en lugar de ir a la autoescuela a prepararte una serie de horas presenciales se permitió el que te pudieses estudiar la teoría por libre. Te aprendes las señales como un papagayo y ya está. SI aprobabas el examen ya ibas a la autoescuela a que te enseñasen a manejar el coche o la moto, lo que conocemos como la formación de prácticas”.

“Creo que ese método no es bueno, porque estamos comprobando que la gente se aprende las señales y la teoría de memoria, pero no las razonan, no saben para que valen. No valoran el riesgo que supone un giro a la izquierda que esté prohibido. Y piensan que si no viene nadie que ellos pueden hacerlo. Y no piensan que si está regulado de ese modo es porque ya alguien ha analizado el punto y ha determinado el riesgo o la accidentalidad que supone que los vehículos realicen esa maniobra, que más allá de una sanción administrativa también puede acarrear un siniestro con las peores consecuencias para un mismo o para alguien que inocentemente y respetando la norma pase en ese  momento por allí”.

“Y si eso no lo entiendes pues no lo vas a cumplir. Porque el objetivo de mucha gente es sacarme el carnet, no aprender, no conocer los riesgos, comprender la responsabilidad de esta actividad”.

“Yo en los cursos de recuperación de puntos me he encontrado gente que no se entera de lo que les estamos diciendo, o bien porque no habla nuestro idioma, o directamente no sabe ni leer ni escribir, y que han aprobado el teórico a base de tener una memoria fotográfica prodigiosa y de intentarlo muchas veces. Y si no hay una formación presencial en la que le estés viendo la cara al alumno, comprobar que está atento y comprendiendo, y que le puedas preguntar si lo ha entendido y que te lo cuente, y así valorar si lo ha entendido e interiorizado, no estamos resolviendo el problema. Me parece fundamental”.

“Desde STOP Accidentes creemos que es muy importante esa formación presencial. Entendemos que online te puedes aprender las señales. Y que puedes recibir formación para aprenderte las normas. Pero es fundamental que tengas ese contacto presencial con alguien que te transmita los riesgos, que haga esa labor de concienciación y sensibilización”.

“Y en esas horas de formación presencial también deberíamos participar las víctimas, para que nos pongan cara. Porque ya tenemos la experiencia de lo que funciona en los cursos de recuperación de puntos y que son los propios alumnos que asisten los que nos lo dicen. ¿Por qué no lo hacéis esto antes?”

“También lo podemos hacer con videos, que ayudan a veces, incluso como sustituto donde no podemos llegar físicamente. Pero te garantizo que no es lo mismo. Que es como si lo ves en la televisión, como quien ve una película. Que te distraes mientras te ponen video, o estás haciendo otra cosa. No tienes la garantía de que están atendiendo ni mucho menos comprendiendo”.

“Cuando la gente está allí, en contacto con la víctima, se da cuenta de que es el mundo real y que le puede pasar a cualquiera”.

“La seguridad vial es algo muy importante que va más allá de aprenderse las señales o memorizar el reglamento. Se trata de que luego tenemos que convivir y compartir la vía. Y de que tiene que haber un respeto y un sentido común. Y un conocimiento del riesgo para que pongamos conscientemente las medidas para evitarlo”

 

¿Desde tu experiencia crees que las ocho horas de formación presencial son suficientes?

“Creo que no son suficientes. Entiendo que si en su día se quitaron horas de la parte teórica, intentar ahora poner muchas horas de golpe podría generar muchas reticencias por parte de mucha gente”.

“Imagino que estas ocho horas son algo medido para que de algún modo se solucione el que la gente que se aprende las señales y normas por libre o vía online se le puede concienciar y sensibilizar”.

“Pero si, son pocas horas. Hay muchas cosas de las que hablar  y tratar, muchos actores que deberíamos intervenir. No van a dar mucho de si. Habrá que ir viendo si con el tiempo se tienen que incrementar. Pero bueno, mejor ocho que nada”.

 

¿Sería bueno hacer cursos de refresco a la vez que te haces por ejemplo las pruebas de reconocimiento médico, psicotécnico? Por aquello de actualizar conocimientos…

Yo creo que si. Las cosas van cambiando mucho a lo largo de la vida. A todos nos pasa que a veces vemos señales que no conocemos, o por ejemplo, para los que tenemos determinada edad, el caso de la rotondas que cuando nos examinamos no existían de ese modo de circulación y preferencias, etc y  en el mejor de los casos hemos aprendido a base de sustos… y aún hay alguno que tiene  su propia teoría de cómo se debe circular por ellas…

Y si no me preocupo voluntariamente por actualizarme y refrescarme en mis conocimientos pues volvemos al inicio de la conversación. Hay normas y señales que han aparecido o se han creado para solucionar situaciones o riesgos que antes no se contemplaban. Y si no los comprendo pues estamos en las mismas…

Yo creo que la DGT y las autoescuelas deberían reflexionar sobre este hecho y crear algún tipo de medida que lo solucione. Seria en beneficio de todos, pero especialmente de los mas mayores que son los que tenemos el carnet desde hace más tiempo y hemos visto esa evolución.

 

Victimas de segunda o tercera

No hay conciencia social de la gravedad que supone las cifras de víctimas que causa el tráfico. Todos los días se dan datos de muertos o heridos y no salimos a la calle a protestar como pasa con otro tipo de violencia y víctimas. Son datos que nos dejan fríos y no nos remueven. Nos hemos acostumbrado a ello.

Las victimas de tráfico somos a veces victimas de segunda o tercera…. Nosotros venimos pidiendo desde hace mucho tiempo, desde cuando se hizo el Estatuto de las Victimas, para que se les dotase de recursos adecuados y que se atienda por igual a todas las víctimas, independientemente de cual haya sido la causa.

Hay colectivos de víctimas que tienen más apoyo mediático, con un número de teléfono de atención y protección especifico, para casos de terrorismo, violencia de género, acoso escolar, y eso está muy bien y hay que atenderlas y protegerlas muy bien, con personal especializado que lo haga. Y en el caso de las víctimas de tráfico a veces el personal que te atiende es un funcionario que antes hacia otras labores administrativas.

Por eso pedimos desde hace mucho tiempo que a todas las víctimas, sean de la causa que sea, se las atienda en un mismo sitio, con especialistas preparados y formados que ya existen, en condiciones.

Hemos pedido al Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, crear una Secretaria de Estado de Movilidad y Seguridad Vial. La DGT ahora mismo tiene muchas funciones y tiene que controlar muchas cosas, pero no todo tiene que depender de este organismo. Creemos que tiene que ser una estructura mucho más alta y transversal que toque además de a la DGT, a Fomento, a Sanidad, Empleo, Educación, Comunidades Autónomas y Ayuntamientos, etc

La sociedad civil cuando se moviliza es cuando se consiguen cosas.

 

Publicación original aquí.

 

  • Síguenos en las redes:
COLABORADORES:
  • STOP ACCIDENTES

    Es una Asociación SIN ÁNIMO DE LUCRO de ámbito nacional con CIF G62484480 e inscrita en el Registro de Asociaciones del Ministerio del Interior con fecha de 22 de Noviembre de 2000 y Nº Nacional 167202 de la Sección 1ª.

    Declarada de UTILIDAD PÚBLICA en el BOE nº40 del jueves 15 de Febrero del 2007.

    C/ NUÑEZ DE ARCE 11 esc B1º puerta 3 28012 MADRID Tlf/Fax: +34 91 416 55 65

    Pol. de privacidad | Pol. de cookies | Aviso Legal
Desarrolla iLatina